Una carta desde el corazón de una Maestra

Estimados padres de familia,

En primer lugar, quiero agradecerles. Gracias por enfrentar este reto de enseñar desde la casa cuando no era algo que ninguno de nosotros teníamos en mente al inicio de este año académico. Gracias por seguir en la lucha a pesar de todos los retos, la única cosa que les puedo decir es que muestra cuanto amor tiene para sus hijos y su educación. Gracias por tener confianza en mí como profesional, quien tampoco estaba preparada ni capacitada para este tipo de situación. Gracias por su paciencia, su apoyo y su comprensión.

Creo que nadie pensó que íbamos vivir un año así durante nuestra vida, pero aquí estamos. Quiero recordarles que este año no ha sido un fracaso como capítulo de la educación de sus hijos y a pesar del hecho que quizás nunca vamos a entender completamente todas las cosas positivas que han surgido, yo sé que con el tiempo vamos a aprender a verlas con más claridad.

¿Cuáles son unas de las cosas positivas que han surgido de esta situación?

A pesar de los retos para ustedes como padres, probablemente sus hijos han pasado más tiempo con ustedes y su familia durante este año que cualquier otro año de sus vidas hasta ahora. La familia y el hogar se han convertidos en el centro de la vida de sus hijos, literalmente. Quizás esta situación les ha dado el espacio para analizar cómo es la dinámica de su familia y sus prioridades de una forma que nunca ha sido posible antes. Y quizás, al fin, todos ustedes han logrado sentarse juntos alrededor de la mesa durante los tiempos de comida y hablar de su día.

Ustedes tienen un rol práctico en la educación de sus hijos. No estoy diciendo que es una tarea fácil, pero están teniendo la oportunidad de conocerlos y ver sus habilidades a un nivel más profundo.

Sus hijos están viendo y entendiendo el valor que tienen para ustedes a través de su dedicación de tiempo, sus palabras de ánimo, su confianza en ellos y la celebración de sus logros.

Sus hijos están más conscientes que equivocarse es una parte normal de la vida ya que pasan el día en un ambiente donde es seguro y aceptable hacerlo. La perfección no es algo alcanzable en la vida y que regalo más bonito están dando a sus hijos si desde una edad temprana pueden entender este hecho. Sus hijos están aquí en la tierra para ser únicos e imperfectos, igual que nosotros. Sus hijos pueden ver esa imperfección de primera mano observándolos a ustedes navegar el camino de este año y no les están juzgando de ninguna manera.

Como familia han estado obligados a analizar su rutina y los roles de cada persona en casa y hacer ciertos ajustes. Quizás en algunas áreas han logrado realizar cambios que tenían que se habían propuesto hace mucho tiempo y ahora están cosechando sus beneficios.

Como padres ustedes han tenido la oportunidad de ver sus vidas a través de los ojos de sus hijos. ¿Cuáles son sus prioridades? ¿Ustedes están felices en sus trabajos? ¿Ustedes están en contacto frecuentemente con sus parientes y amigos? ¿Qué quisieran que sus hijos piensen cuando miran sus vidas? ¿Sus hijos están viendo lo que ustedes anhelaban mostrarles cuando observaran sus vidas? ¿Cuáles son sus motivaciones en la vida? Quizás por la primera vez en hace mucho tiempo han estado obligados a sentarse y analizar si de verdad se sienten felices con sus vidas y las decisiones que han tomado hasta ahora. No es nada fácil enfrentar nuestra vida actual y hacerse estas preguntas, pero en el largo plazo no dudo que vayan a sentir una satisfacción porque lo hicieron y formaron un plan de acción en algún área que deseaban cambiar.

Quizás el análisis más importante que han hecho es darse cuenta cómo invierten su tiempo, uno de los recursos más valiosos que tenemos. Ese regalo escaso y valioso porque es finito. Y ahora en medio de tanta incertidumbre, que regalo más precioso para sus hijos. Tiempo que no tenían disponible en el pasado, sea forzado o no en el presente, ha sido dedicado a ellos. La esperanza es que sus hijos van a recordar este año como el año que ustedes les dedicaron mucho tiempo.

Estoy consciente que este año ha sido muy complicado, que es muy difícil ser el padre o madre que uno quisiera ser. Quiero animarlos y recordarles que para sus hijos ustedes son unas de las personas más importantes y maravillosas en sus vidas. Los niños perdonan con facilidad, son optimistas cuando todo se ve imposible, tienen la habilidad de ver lo bueno en cada situación y tienen un deseo genuino de aprender. Sí, esta situación ha sido un reto para su ellos pero los niños son resilientes, se adaptan con facilidad y siempre tienen esperanza.

¿Entonces como maestra cuál es mi consejo para ustedes mientras continua esta situación? Manténganse positivos y con esperanza, al igual que sus hijos. Nuestra versión de cuál es la normalidad ha cambiado, quizás para siempre, pero todos podemos adaptarnos y crear un futuro digno de nuestros hijos. No se desesperen, a pesar de que hay días muy duros, les aseguro, están haciendo un excelente trabajo. Todos estamos viviendo esta nueva realidad juntos, y así como ustedes están dando su mejor esfuerzo, también yo estoy dándolo todo por sus hijos.

Mi anhelo es que todos salgamos de esta situación con más empatía para los demás, con una perspectiva menos materialista, con una mejor comprensión que la educación no solo es definida por la habilidad académica de un niño y un nuevo aprecio por la vida. Si podemos transmitir esas cosas a nuestros hijos, será un año valioso, a pesar de todas las dificultades que hemos vivido.

Levantan sus cabezas en alto y sigan adelante. ¡Ustedes lo van a lograr! (You’ve got this!)

Naomi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s